Stefano Bonazzi

Stefano Bonazzi dice:

“Toda mi obra está impregnada de la perspectiva que aborda una vida cínica y desilusionada , con una visión que me lleva a centrarme en los aspectos negativos de las cosas. Esta es mi manera de observar la realidad; sin embargo, no quiere ser un callejón si salida en sí mismo, sino más bien un punto de vista alternativo a los componentes de la amabilidad generalizada y falsa de nuestra sociedad. Mi trayectoria creativa discurre a través de la representación de los estados de ánimo atormentados, pero nunca es definitiva. Estoy fascinado por los infinitos matices de color que ofrece la vida contemporánea. Me encanta los grises intermedios. Los sentimientos de ansiedad y malestar, que pertenecen de alguna manera a cada uno de nosotros, así como el enfoque que tenemos sobre la muerte, los ofrezco etéreos y omnipotentes; son los puntos focales en torno a los cuales trabajo. La imagen de la realidad no me atrae. Prefiero los colores artificiales y falsos; prefiero una pintoresca vista  esencial y una escala tonal reducida. “
Stefano me conecta con los sueños de un Magritte atrapado en técnicas digitales. Los mundos encrestados en olas de sueño me atrapan. Es un perfecto comienzo para un viaje sin retorno al surrealismo del siglo XXI.